16 jul. 2009

Shakira habla sobre su carreranusical,


Elenco y EL TIEMPO fueron los únicos medios escritos colombianos invitados al lanzamiento de 'Loba', el primer sencillo que la barranquillera lanza tras cuatro años de silencio musical.

Shakira no suda. Y eso, en el infernal calor de las Bahamas, es una bendición para un personaje que siempre debe estar impecable.

Bajo las poderosas luces en el salón del hotel Sheraton, adecuado como estudio de televisión, la barranquillera juguetea con el pelo ahora más rubio, teclea en su 'blackberry' y de vez en cuando mira a sus asistentes para saber si todo está listo para comenzar la siguiente entrevista.

Son las 11:30 de la noche. El sudor corre a chorros por mi cara y nuestra cantante más internacional permanece fresca, sin siquiera tener necesidad de retocarse el maquillaje y solo repasando el color de sus labios para arrancar. 'Me estoy deshidratando', le digo. "Pues yo en cambio ni en los conciertos sudo y eso dicen que puede ser un problema". "Eso se llama anhidria -nos contaría un médico consultado después-. No es peligroso para el cuerpo pues aunque cuando se suda se eliminan toxinas, el cuerpo entonces las elimina de otra manera".

De Miami a Bahamas habían sido 50 minutos en un avioncito bimotor que nos paseó por encima de islas e islotes rodeados de mar azul cristalino. Y en ese paraíso, al que los gringos van de fin de semana, lleno de majestuosos hoteles y casinos, vive Shakira con la tranquilidad que ahora no puede disfrutar en ningún otro lugar del mundo: "Aquí puedo ir en pijama al supermercado, ando descalza y tengo la soledad que en pocas partes puedo lograr".

En Compass Point, una zona exclusiva, está el legendario estudio donde grupos como Led Zeppelin grabaron. Fue donde la artista comenzó a convencerse de que tal vez sería bueno establecer su epicentro en Nassau: "Fue cuando vine a grabar 'Servicio de lavandería'". Y entonces se fue quedando, consiguió una casa gigante a media hora del Sheraton, donde era nuestra cita, y hasta construyó su propio estudio para grabar con tranquilidad.

En la camioneta Mercedes azul plateada, la misma que maneja sin problema cuando va de paseo o a comer con Antonio, es fácil identificarla por su melena rubia. En Compass Point también está su restaurante favorito, donde pide pescados, pollos, frutas y verduras: "Come muy sano", cuenta Gaby, la argentina que está al tanto de todas sus necesidades y que en ese instante, ya casi a la medianoche, le tiene lista la comida: "Para cuando la jefa quiera", dice en tono amoroso.

En la puerta del salón, cinco niños que esperaron durante dos horas alistaron papeles y lapiceros para lograr un autógrafo. Las cámaras de los demás medios invitados (solo ocho en total de los más influyentes de Latinoamérica) trataban de pescar cualquier imagen de la artista apenas se abría la puerta.

Y entre todos, la diva Susana Giménez, también convidada para entrevistar a Shakira para Telefé (de Argentina) y haciendo la fila como todos los demás. En un descanso, mientras la estrella salía al baño, los muchachitos cumplieron su sueño. Shakira los abrazó, los acarició, les preguntó por sus vidas y les estampó autógrafos en los papeles y besos en las mejillas.

"Creo que uno de los éxitos de trabajar con ella es saber que antes que estrella es persona, y que a pesar de lo tranquila que es, de la confianza que da, siempre tengo presente que trabajo para ella, que no voy a traspasar la raya. Ese es un error de mucha gente que se le acerca", añade Gaby.

'Loba', el sencillo con el que lanza tras cuatro años su más reciente álbum, ya estaba sonando en las emisoras de todo el mundo: "Quise recuperar la magia del pop de los 80; por eso este disco es más dance, más electro, más retro". Y es cierto, pues además del que ya se conoce, minutos antes habíamos escuchado en exclusiva otros cuatro temas y la versión en inglés de 'Loba'. 'Devoción', que hizo en colaboración con Gustavo Cerati; 'Good Stuff', 'Did it Again' y 'Años luz'. El CD completo, con siete temas en inglés y tres en español, sale al mercado la primera semana de octubre. El video de 'Loba' se estrenará a finales de este mes.

El año pasado, en Madrid, Shakira había posado para la primera portada de elenco. Por eso, tras firmar los autógrafos se acercó con la frescura de la gente de su tierra y después de un abrazo agradeció esa portada: "Me gustó mucho", dijo; y le gustó tanto que en diciembre pasado, cuando fue el personaje para la People en Español, dijo que solo aceptaba ser portada de la publicación estadounidense si la foto usada era la misma de elenco.

En el salón, dos directores de cámara, dos asesoras de vestuario, otras tres asistentes y Aito de la Rúa, su cuñado (que maneja las comunicaciones para países de habla hispana), eran el público permitido. Cada periodista tenía media hora en privado con la artista.

"Loba es la mujer de día y el animal de noche, es la mujer más carnal, la más libre, la más feliz. Creo que tiene que ver con las libertades individuales de la mujer de hoy, del hombre de hoy y el gay de este tiempo". Y esa libertad, esa sensualidad más exacerbada, es lo que se nota en la nueva imagen de una Shakira más sexual; tanto como la de estas fotos que nos cedió en exclusiva. La charla es tan descomplicada como lo es la artista cuando se siente a gusto. Y así cuenta que vienen los viajes de promoción, la gira de conciertos tras lanzar el álbum y para el primer semestre de 2010 el disco con predominancia en español; además, un perfume en el que viene trabajando desde hace dos años.

"Y tengo muchas ganas de tener ya mi hijo, mi lobito. Antonio también. Estamos listos pero no podemos en este momento, no en la mitad de un lanzamiento". Y la reina colombiana del pop sueña con dos hijos, esos son a los que, dice, se puede comprometer, así Antonio le pida tres: "Quiero dedicarles mucha calidad de tiempo y que no vengan en medio de mil proyectos sino en un momento de paz".

A sus 32 años, la maternidad ya es un llamado urgente para ella: "Llegué a pensar en pararlo todo y tenerlo ya. Porque cuando se llega a los 30 es rarísimo, el cuerpo te lo pide, es una necesidad física que siempre está latente". Al otro día, el miércoles, el llamado era muy temprano. Una sesión de fotos para una revista inglesa la esperaba. Y el jueves, un viaje relámpago a Londres, para seguir con la promoción de su sencillo. Luego, rumbo a París, donde haría las fotos para Vanity Fair.

Y esos eran solo los más cercanos compromisos de la barranquillera que ahora saca sus garras. La cantautora ahora más discotequera y salvaje que a la 1:30 de la mañana, cuando terminó la última entrevista, se despidió perfecta, sin asomo de sudor y con la misma sonrisa.

Por Diego León Giraldo S.
Nassau, Bahamas*
Fotografía: equipo de producción de Shakira

No hay comentarios: