12 jul. 2009

El aullido de Shakira es la nota de moda...El espectador


Escuchar la voz de Shakira al otro lado del teléfono no es una labor fácil. Tres días de espera, la autorización que no se logra y la comunicación defectuosa. La llamada se repite una y otra vez. La artista con risa nerviosa se excusa porque está viajando en un tren por Europa y hay muchos túneles en el camino.

Cuando ella ya tiene el auricular en la mano, siempre se muestra afable y dispuesta a contestar cualquier inquietud. Aprovechando esta actitud, El Espectador y la revista Shock conversaron con la barranquillera, una semana después del lanzamiento mundial de su sencillo.
En el momento de esta entrevista usted va en un tren rumbo a Francia... ¿qué está haciendo en Europa?

En Londres estaba haciendo fotos para la portada del disco y aproveché para hacer otras imágenes. En Francia tengo otra sesión de fotos para la revista Vanity Fair. Después me regreso para Nueva York y paso algunos días en Bahamas finalizando algunos detalles de este álbum. Ayer terminé de editar el video a las 6 de la mañana, porque yo me meto mucho en ese tema de la edición y como la historia del video la escribí yo, entonces quería cuidar mucho que se tradujera bien al lenguaje visual.

Después de una semana del lanzamiento de su sencillo ‘Loba’... ¿cómo ha sido la recepción de este nuevo tema?
La recepción ha sido impresionante. Nunca una canción mía había subido tan rápido en la radio. Lo que sé es que está número uno en Chile, en Argentina, y número tres en Colombia. En España está en los primeros lugares. Siento como si estuviera partiendo de cero y como si no hubiera logrado nada hasta ahora. Es un alivio muy grande saber que la recepción ha sido tan positiva y me alegra mucho. Eso me da mucha energía y mucha fuerza para todo lo que viene.

Posicionar nuevos temas siempre es difícil para un artista consolidado... ¿cómo se puede sorprender al público con cada registro?
Lo que tenía claro era que quería salir con algo distinto, porque para mí es muy importante no repetir fórmulas, ya que mi camino como artista no tendría mucho sentido si me repitiera mucho. Loba es una canción que surgió desde mis vísceras, desde un lugar muy recóndito de mi inconsciente y desde un lugar muy personal. Fue una canción que escribí muy rápido, casi sin pensarlo, y cuando menos lo esperaba ya estaba aullando y jadeando. Es una canción muy espontánea y muy distinta a todo lo que había hecho.

¿Esos aullidos y jadeos están sintonizados con una imagen mucho más lanzada?
El tratamiento de las imágenes viene desde el fondo. Es lo que siento hoy. Lo que siempre he sido en mi carrera es honesta y coherente. Yo me siento más mujer que nunca y estoy muy conectada con mi feminidad y con mi lado animal. Nunca me he sentido completamente humana y siempre he tenido una loba en celo que está empezando a salir y no la pienso volver a meter en la jaula.

Shakira lleva más de 20 años en la música... ¿le preocupa lo que se denomina como ‘el estilo’?
Yo creo que mi voz y mi forma de abordar las letras, la literatura que empleo, es lo que caracteriza mi estilo. Sin embargo, en la música no me preocupa pertenecer a un género y no me inquieta que me pongan en una categoría. Mi lema desde que comencé esta carrera ha sido ese y eso me ha permitido moverme con mucha libertad. Me ha parecido muy divertido tener la oportunidad de experimentar tanto y me encanta sentirme tan versátil. El pop me da esa licencia de saltar de un lado al otro de la cancha.

No hay comentarios: